Marín y Bronco, la historia real.

 Marín y Bronco, la historia real.

El futbolista colombiano, Vladimir Marín, explicó en una entrevista este martes el verdadero motivo por el cual dejó la concentración de Olimpia y asistió al concierto de Bronco en el año 2012. 

Marín relató que fue al evento tras la invitación que le realizo el hijo del dueño de la discoteca Chechos, el mismo en ese momento acababa de perder a su padre: “Me llamó Josecito, el hijo del dueño de Chechos, quien 15 días antes falleció en un viaje a Ciudad del Este. Soy muy amigo de José y él estaba triste, ese día cumplía años su padre, ese día trajeron a Bronco”. 

El cafetero indicó que salió de la concentración de forma normal, en ese ínterin se atrevió a invitar a los otros jugadores Sergio Orteman y Adrián Romero, quienes sin mucha vuelta aceptaron la propuesta. De esta manera, los tres por sus propios medios asistieron al evento. 

Tras una hora de estar en la discoteca y presenciar el show, los tres decidieron abandonar el lugar, “lastimosamente” fueron descubiertos por una persona quien los reconoció, les sacó una foto que luego se volvió viral: “Fui y me quedé una horita, la cagada mía fue que pasé ahí por el lado del escenario y alguien aprovechó y tomó la foto”. 

Horas después, el DT de Olimpia en aquel tiempo Gerardo Pelusso se enteró de lo sucedido y pidió a los directivos del Franjeado rescindir el contrato con los tres futbolistas por indisciplina. 

10 años después de lo ocurrido Marín confesó que Julio César Cáceres también estuvo en el concierto, la gran diferencia fue que el actual DT del Franjeado no estaba concentrado para ese partido.

Luego de haber gritado campeón con Olimpia en el año 2011 y de ser despedido de la institución Decana por conducta antideportiva en el 2012, Vladimir Marín sentenció estar muy arrepentido por lo que hizo en aquella oportunidad. 

 

F. Gutierrez